La Laguna

El 75% de las familias de San Matías disfrutan de las ayudas al alquiler

Patricia Ginovés, La Laguna
16/abr/19 6:36 AM
Edición impresa
El 75% de las familias de San Matías disfrutan de las ayudas al alquiler

Patricia Ginovés, La Laguna

El 75% de las familias de las 119 viviendas protegidas de San Matías se benefician en la actualidad de las ayudas al alquiler puestas en marcha por el Ayuntamiento de La Laguna. Recientemente la Corporación municipal aprobó las ayudas a los inquilinos por valor de 55.177 euros. Se trata de un convenio pionero en Canarias con el que Corporación municipal prevé destinar hasta 332.000 euros en el periodo comprendido entre 2017 y 2020.

Las 119 viviendas de San Matías son la única promoción de vivienda pública con un régimen de alquiler privado en las Islas, y cuyo titular es Viviendas Sociales e Infraestructuras de Canarias (Visocan). A través de este acuerdo entre el Ayuntamiento y la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda de Canarias, estas familias con dificultades económicas pasan a pagar una renta mínima mensual, que está en torno a los 50 euros y, con la ayuda pública, se completará la cuantía restante hasta cubrir la totalidad del importe del alquiler, que suele rondar los 250 euros. No obstante, los vecinos realizan acciones en el barrio a modo de contraprestación social para fomentar el cuidado y mantenimiento del entorno.

En total, participan en las ayudas al pago del alquiler hasta el 75% de los vecinos de la zona. Este proyecto piloto excluye, no obstante, a los menores de 18 años y a las personas mayores de 65 años, por lo que son un total de 112 los vecinos que están obligados a realizar esta contraprestación por la ayuda en el pago del alquiler. De ellos, 63 personas son titulares de las ayudas y otras 49 son otros miembros de las familias beneficiarias, por lo que finalmente son solo 56 personas las que han tenido que desarrollar dichas acciones, siendo un 50% del total de vecinos.

Tras estos primeros momentos de este proyecto piloto, los informes realizados desde el Área de Bienestar Social y Calidad de Vida del Ayuntamiento lagunero destacan la necesidad de dar continuidad a este programa para que los beneficiarios de las ayudas empiecen a considerarlo como una oportunidad, y no como una obligación. Ahora, se propone contar con acciones de contraprestación colectiva a través de contratos menores, que permitan la formación de empleo y sensibilización de manera complementaria para los vecinos de este barrio lagunero. Además, se alerta de la necesidad de disponer de un trabajador social de apoyo, así como contar con la coordinación, de manera institucional, de las unidades de trabajo social (UTS) de la zona. Asimismo, el Ayuntamiento de La Laguna destaca la necesidad de que los beneficiarios puedan seguir beneficiándose de los bonos para efectuar los desplazamientos necesarios.

Este convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y Visocan, suscrito en 2017, busca contribuir a la empleabilidad de los beneficiarios de las ayudas y propone actuaciones en las que deberán participar los vecinos siguiendo el protocolo de contraprestación social. Así, todos los miembros de la unidad familiar mayores de 18 años y menores de 65 están obligados a realizar al menos tres acciones formativas anuales de al menos dos horas de duración relacionada con la búsqueda de empleo, así como asistir a dos acciones de sensibilización de al menos una hora de duración.

Entre las acciones desarrolladas hasta el momento destacan, por ejemplo, el curso de formación de economía doméstica, que ha facilitado a los participantes la adquisición de conocimientos para el ahorro de los ingresos familiares en los consumos domésticos. También destacan las acciones de sensibilización para el voluntariado; y formación para el empleo. Las acciones relacionadas con el medioambiente han sido de las que más éxito han tenido entre los vecinos de San Matías. Para ello se cuenta con el apoyo de Protección Civil para la recogida selectiva de residuos. En este sentido, además, y a petición de los vecinos, se colocaron dos contenedores de recogida selectiva de residuos en la zona de las 119 viviendas.

Todas estas acciones no buscan únicamente conformarse como una contraprestación a la ayuda en el pago del alquiler, sino que pretenden también construir una ciudadanía responsable y participativa a nivel comunitario. Por ello, se han promovido talleres para mejorar la relación de los vecinos con las administraciones, para potenciar la utilización de los centros ciudadanos o para mejorar la relación entre los vecinos.